Por qué NO trabajar en un cowork

by groundwork

Originados con mayor auge en Estados Unidos para luego popularizarse en Europa, los espacios compartidos para trabajar o mejor conocidos como ‘coworks’, nacieron por la misma necesidad del ser humano de comunicarse, compartir ideas y sentirse parte de una comunidad. Pero, ¿son realmente tan buenos?

En este artículo conoceremos algunas de las razones por las que NO te recomendamos trabajar en un cowork, y lo pienses bien si estás interesado en iniciar tu negocio en alguno.


No te gustan los espacios creativos.

Muchas veces tenemos esa idea brillante que la pensamos cada vez que nos metemos a la regadera y que no nos deja dormir. Esta idea puede ser un proyecto, una meta, un objetivo por alcanzar; una maestría, un negocio, un plan de vida. Algo que nos motiva cada día, y necesitamos el medio para llevarla a cabo.

Los cowork se reconocen fácilmente por sus amplios espacios y amenidades que harán explotar tu creatividad. Dentro de estos espacios encontrarás comúnmente diferentes niveles de luz, paredes coloridas, diferentes ángulos y escritorios, música ambiental, paredes de pizarrón, televisiones, y muchas atracciones más.

 

No prefieres compartir gastos.

Una de las razones principales por las cuales emprendedores optan por un cowork, es por el simple hecho de compartir la inversión. Una oficina en renta tiene un costo muy elevado si vas empezando, además de los servicios, mantenimiento y administración de la misma. Un cowork normalmente cuenta con todos los servicios incluidos para que comiences a trabajar enseguida.

 

No te gusta conocer profesionales como tú.

Lo que más se acostumbra ver en los espacios de cowork es la actividad de networking, es decir, conocer profesionales de diferentes ámbitos o industrias que te permitan hacer lazos que beneficien a ambas partes. En un espacio de cowork, es normal trabajar a un lado de personas con diferentes objetivos a los tuyos, por lo que más que verlos como competencia, se podrán complementar para llegar más alto.

 

No te gustan las áreas comunes

Quizás tu trabajo predilecto sea en una oficina privada, con la puerta siempre cerrada y solo con tu escritorio y tu PC. En un cowork, las áreas comunes sirven como distracción ante una jornada de estrés, un espacio para hacer networking con diferentes personas, y hasta un lugar para recibir a tus clientes. Contar con áreas comunes es indispensable para un cowork ya que trabajar con ellas te puede ayudar a pensar con claridad y descubrir nuevas formas de hacer negocios.

 

No te gusta estar en un lugar privilegiado

Los espacios compartidos de coworking suelen ubicarse en avenidas concurridas o zonas estratégicas de negocios para que tus traslados sean menores y puedas tener todo siempre al alcance de tu mano. Si tu objetivo no es tener un lugar para tener tus reuniones de imprevisto en un lugar céntrico y tener contentos a tus clientes, entonces un cowork definitivamente no es para ti.

 

Ahora ya lo sabes. Trabajar en un cowork tiene muchos más beneficios de lo que crees y cada vez es más popular contar con un espacio de este estilo para trabajar. ¿Qué esperas para probarlo?

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.